Reflexión sobre mi transformación en 2017

Como cada final de año, me gusta hacer una pequeña reflexión sobre mi transformación, tanto personal como profesional, vivida durante el año que está a punto de terminar.

Éste ha sido el año en que cada trimestre ha supuesto una evolución en mi vida, y me apetece compartirlo contigo.

Lo malo no es lo es tanto si te lo tomas como un aprendizaje.

A lo largo de este año he realizado multitud de formaciones. De múltiples tipos: redes sociales, monetización de webs, crecimiento personal, mindfulness, PNL, emprendimiento, marketing digital, creación de webs, etc etc. Con esto no quiero decirte que sea un hacha y sepa de todo. Lo que quiero que veas es lo perdida que llegué a estar, y que yo fui como pollo sin cabeza, picando formación de aquí y de allá, porque no tenía claro a qué me quería dedicar profesionalmente, como alternativa a ese trabajo que quería dejar.

Gasté mucho dinero, si, pero en ese momento, si algo podía ayudarme a salir de mi situación actual, necesitaba probarlo. Gracias a ello, descubrí grandes profesionales y mejores personas.

De no ser por ellos no estaría aquí, contándote mi historia.

No estaría emprendiendo. Haciéndome un huequito en este gran mundo que es Internet.

Primer y segundo trimestre: Comienzos de ansiedad. Me siento atrapada y quiero salir

Enero comenzó con una sesión con mi terapeuta. Sí, yo también voy al psiquiatra y tomo medicación: escitalopram y alprazolam… ¿te suena? Lo bueno es que a día de hoy tomo unas cantidades muy bajitas, pero uno de mis retos para el año 2018, es eliminar por completo la medicación.

Ya desde hace tiempo en mi cabeza rondaba la idea de dejar mi trabajo

Mi terapeuta me aconsejó formarme y buscar una alternativa laboral mientras mantenía mi trabajo actual. Lo más racional, evidentemente. Sin embargo, esta presión de «necesito salir de aquí», «no me gusta este trabajo», «¿qué hago yo aquí…?» rondaban constantemente en mi cabeza…

Empiezo a dar bandazos… a buscar una alternativa a mi profesión

Por una amiga, conozco la empresa de cosméticos Oriflame y su sistema de negocio multinivel. Me animo a probarlo y le compro un par de productos. Me gustan, además no testan sus productos en animales. «Uuummmm… ¿y si pruebo a hacerme socia y empiezo a vender entre mis amistades? así me ganaría algún dinerillo, y quien sabe… igual me va bien y puedo dejar mi trabajo actual».

También hubo a principio de año un intento de emprendimiento. Una idea relacionada con la difusión de animales en adopción, pero finalmente no llegó a nada.

Encuentro una formación para ser Community Manager. No me lo pienso mucho… el tema me gusta. Hablo con mi empresa para ver si habría opción de realizar una jornada reducida por formación, aunque tuviera que pagarla yo de mi bolsillo.

Finalmente, me confirman que es posible. ¡Bien! Al menos ahora la tortura en esa oficina sería sólo de 8 am a 15 pm.

Llevar muchas cosas para adelante

A la vez de todo esto, yo ya llevaba desde 2016 en una asociación protectora de animales que cree con unas amigas. Rescatamos perros de la perrera y les buscamos acogida o residencia. Además, los curamos, vacunamos, esterilizamos y los difundimos para encontrarles una familia, mediante adopciones responsables.

En su justa medida, ésta es una labor que te llena de satisfacción. Pero en exceso, como me pasó a mi, provoca mucho estrés e incluso puede llegar a deprimirte si no sabes llevarlo. Cuando estás dentro, ves y descubres muchas cosas que son duras de asimilar: mucho maltrato, mucho abandono, muchas historias muy tristes, demoledoras, incomprensibles… No quiero entrar en detalle, pero sólo decir que hubo un tiempo en que prefería estar con animales a estar con personas… por la cantidad de maldad que existe en este mundo de los animales de compañía. Aunque también hay personas muy concienciadas, como nosotras, son pocas y, es difícil llevar esa pesada carga entre pocas personas.

En mi caso, el llevar demasiados animales a nuestro cargo, suponía estar constantemente pendiente del teléfono, estar disponible para urgencias, para traslados de perros, etc.

La suma de trabajo, formación, la asociación, mi casa, mi familia, mis pocas horas de descanso y la constante tensión, provocaron problemas de ansiedad y cansancio mental y físico.

Bloqueos e inseguridades

Realicé la formación sobre Community Manager y otro de gestión de blogs con Fundación UNED. Trabajaba a jornada reducida de 8 am a 15 pm. Me gustaba, estaba aprendiendo muchas cosas, pero no me sentía capaz de realizar dicha profesión. Sentía miedo a equivocarme, al igual que en mi trabajo actual. Dudaba de mi.

Para las prácticas de este curso, creé la marca «Yo elijo Oriflame», a la vez que usé algunas nuevas herramientas aprendidas para automatizar ciertas cosas de la web de la asociación de animales.

Buscar fuera en lugar de dentro de mí

Éste puede ser el resumen de lo que he hecho toda mi vida.

Toma unos minutos de silencio y escúchate. La solución al problema está en tu interior. Tú eres tu mejor consejero. Solo tú puedes saber lo que necesitas. Para y escúchate.

Siempre he sido una mente inquieta. Me llaman la atención muchas cosas y me disperso fácilmente. Veo algo que me interesa y voy a por ello. Empiezo con muchas ganas y luego si me aburre o me agobio, lo dejo… No era constante (digo «era» porque eso fue antes de conocer la PNL, jeje)

Mi problema es que cuando sentía que me faltaba algo, buscaba fuera. Una formación, un hobbie, comprar algo nuevo… No me paraba a hablar conmigo misma, a escucharme a ver porqué me sentía así. Simplemente intentaba no pensar en ello y buscar una «distracción» para evadir el problema (esto es muy del eneatipo 9).

Tercer trimestre: Bloqueo mental. Máxima ansiedad. Toma de decisiones

«Se acaba la formación y la jornada reducida… En septiembre volveré a la jornada normal…»

Nervios, ansiedad…

«La formación en community manager no ha resultado como esperaba. No me siento capaz de desarrollar ese trabajo…»

Presión, más ansiedad…

«Con la jornada normal no tendré tiempo para nada. ¿Cómo voy a salir de esta oficina?

Más ansiedad, CORTOCIRCUITO, BLOQUEO TOTAL…

Esto era lo que tenía en la mente es ese trimestre. Si has sufrido de ansiedad, me entenderás perfectamente…

La cosa iba a peor, y mi bloqueo aumentaba. No podía seguir así. Tenia que tomar una decisión: o el trabajo o mi salud…

«El temor agudiza los sentidos. La ansiedad los paraliza».

Kurt Goldstein.

Con ayuda de mis seres queridos, y de mi propia desesperación, tomé la decisión de pedir una excedencia. Por mi me hubiera ido de forma definitiva… pero bueno, me guardo las espaldas un poco y pido una excedencia de 6 meses… Necesito parar todo, desconectar, recuperar mi equilibrio mental.

Debía cambiar de piso, volver a mi minicasa de hipoteca, que tenía alquilada a un chico, y dejar el ático en alquiler de 3 dormitorios. No me importaba… Sólo pensaba en no volver a esa oficina.

Lo preparé todo: recuperar mi casa, avisar a los propietarios del ático, pedir la excedencia, dejar todo cerrado con los compañeros de trabajo, para que pudieran continuar con mi trabajo… En el fondo no me creía que lo hubiera hecho por fin! No parecía real que en Octubre no volvería a esa oficina.

Cuarto trimestre: Del bloqueo a la liberación. Relajación, autoconocimiento, aprendizaje, liberación mental…

En Octubre comenzó mi excedencia en el trabajo. Ese mes lo dediqué a relajarme, desconectar, centrarme sólo en preparar la casa y hacer la mudanza.

Mentalmente es como si simplemente estuviera de vacaciones en el trabajo. Después de 12 años con una rutina de trabajo, es difícil cambiar el chip. Mi mente estaba acostumbrada a una rutina, y ese mes lo dediqué a descansar mucho, hacer cosas de la casa, leer y relajarme.

Noviembre fue un mes intenso, aunque al principio un poco extraño, pues me sentía deshubicada. Aún tenía la mente intranquila. La ansiedad no se va de un día para otro, está claro. Sentía que debía aprovechar el tiempo y cambiar cosas en mi vida. Aunque me sentía un poco perdida, no sabía por donde empezar.

Decidí tomar acción

Me centré en leer mucho, meditar, hacer formaciones gratuitas y de pago sobre autoconomiento, (mindfulness con Yaiza Leal y PNL con Patricia Ibáñez de Aprendizate), y continuar con otras formaciones que tenía a medias sobre redes sociales y monetización de webs… También empecé a leer sobre productividad, con el libro de Beatriz Blasco sobre productividad personal consciente.

Mi mente necesitaba hacer cosas, y la ansiedad se había reducido considerablemente (por la ayuda del mindfulness y lo que estaba aprendiendo y practicando sobre PNL, entre otras cosas).

Diciembre también fue del estilo, aunque ya con algunas creencias cambiadas (PNL). Empecé a buscar y a definir una idea de negocio para emprender, mientras seguía formándome, descubriendo cosas sobre mí, aprendiendo, relacionándome con otros emprendedores, creciendo…

Reinvención

Sigo trabajando con el ordenador a todas horas, pero no me pesa nada, porque lo que estoy haciendo es para mí. Hago lo que me gusta y siento que sirve para algo, que hay un fin que sí tiene sentido para mí. Eso es lo mejor. Que he encontrado una proyecto de autoempleo o emprendimiento que está alineado con mis valores. Pero esto no hubiera sido posible sin las etapas anteriores que he vivido: la relajación y el autoconocimiento y cambio de creencias. Me he reinventado.

Los conocimientos y experiencia de la que dispones se pueden transformar en un negocio, pues siempre hay personas que están en una fase anterior a la tuya que van a necesitarlos.

Sé que me queda mucho camino por recorrer y mucho que aprender, pero sé que ya puedo empezar mi emprendimiento, pues con los conocimientos que he adquirido con la formación y mi experiencia personal, ya puedo ayudar a otras personas. A otras mujeres emprendedoras o empresarias como tú.

¿Y cómo te puedo ayudar? Con la parte más técnica del negocio, especialmente a la hora de crear o realizar el mantenimiento de tu página web. O tal vez seas de las que prefieren aprender a manejarse con ella. Tampoco es un problema.

En fin, como ves ha sido un año muy duro y complicado a nivel personal, siento que ha sido un buen año, pues ha sido el AÑO DEL CAMBIO.

Metas para el 2018

  • Eliminar por completo la medicación.
  • Tener mi propio negocio funcionando al 100%, aunque sea con lo mínimo y que siga creciendo.
  • Mayor equilibrio emocional, mental y personal.
  • Conseguir ingresos propios con mi negocio para poder seguir formándome y quitarme deudas que tengo actualmente por formación de 2017.
  • Tener al menos un infoproducto.
  • Tener una comunidad online de al menos 500 personas.
  • Crecer como persona, como empresaria, como mentora, como comunicadora… Sentirme más segura y aumentar mis conocimientos para poder ayudarme mejor a mi misma y a mis futuros clientes.
reflexión sobre mi transformación 2017to2018

14 respuestas

  1. Felicidades Carmen Ercilla! Celebro tu reinvención y muy bonito tu nuevo proyecto, ayudarás a mucha gente que pasa pif lo que tu has pasado!

    Te deseo mucha suerte y enhorabuena!

  2. Genial carmen en muchos aspectos mi vida también se parece a la tuya y me siento bastante identificada, que bonito es ver el renacer de cada uno!!

    1. Me alegro, de verdad, porque es importante saber que no eres el único en tu situación. Yo al principio lo pensaba, creía que el problema lo tenía sólo yo y que nadie me entendía. Aquí quiero ayudar a las personas que estén pasando por este camino, y ayudarles con las entradas que vaya escribiendo en el blog, con recursos recomendados que yo he probado o que estoy utilizando y me están funcionando (y formaciones que, aunque no haya realizado, considero de importante valor y de muy buenos profesionales), para facilitaros el trabajo. Muchas gracias por haber tomado el tiempo de leer la entrada y escribir un comentario. Mil gracias de verdad, me hace mucha ilusión!!

  3. Hola Carmen, me quedo corta de palabras al leer tu experiencia, eres una mujer valiente y estoy mas que convencida de que lograras todas las metas que te propongas, existen muchas personas pasando por situaciones igual o peor que las que has vivido y tu seras ese puente que ayudara a cambiar, a renovarse.
    Felicidades!!

    Kenia Javier

    1. Muchísimas gracias por tu comentario!! Me has sacado una gran sonrisa. Mi intención es ayudar a otras personas y gracias a tu comentario veo que voy por el camino adecuado para conseguirlo. Un abrazo

  4. Mil gracias por compartir tu experiencia, muchos nos encontramos emocionalmente perdidos, es reconfortante saber que no te estás volviendo loco

  5. Hola Carmen!!!! Te felicito por esos grandes pasos de fe que has dado! Vas a llegar muy alto!
    Me siento super identificada contigo. Estoy pasando por ese mismo callejón sin salida por donde te encontrabas tú.
    Hace 2 meses sufrí una crisis de ansiedad y eso ha hecho que me cuestione muchas cosas sobre lo que realmente quiero para mi vida!
    Y sé que lo mejor esta por llegar!

    1. Hola Cristina. La vida ha hecho que crucemos nuestros caminos, y estoy súper contenta por ello. Voy a ayudarte en todo lo que esté en mi mano para que salgas de ese callejón y des una vuelta a tu vida, como yo lo hice con la mía. Un abrazo muy fuerte

  6. Que decir mientras te leía. Me veía a mi misma. Desanimada en estar con personas.. Desconfiada de la humanidad. Rodeada de mis seis mascotas rescatadas .. Y sabiendo que si salgo de paseo o a la calle me encontrare con la hipocresía y él daño de la gente. Agotada de hacer .. Y dar. Agotadisima de q me duela él dolor ajeno. Y siempre preaparada para escapar de este mi pueblo donde jamas congenie con ninguna mujer. Mas q con aquellas q me sacaban provecho. Llevando trayendo.. En una palabra dejandome usár es la única manera de yo entrar en esa rueda de sociabilidad. Entre que amo hacer las cosas bien. Y lo q sufro al darme cuenta,q las personas no son nobles y tampoco les agrada comprometerse ..y menos eso de tener conducta y disciplina. Ahí me freno. Y en cuanto siento esas miradas de abajo hacia,arriba mas me aisló. Difícilmente ya creo en alguien. Trato de comunicar mi saber sobre metabolismo. Sobre alimentación. Sobre todo lo espiritual y mucho de creatividad. Y mas. Solo resbala en parte de esta sociedad q rodea. Se mucho. Poco digo .. Me dedico a la confección de ropa de bebes y niños. Y realmente mis sueños siempre están mas,allá de un trabajo estático. Quiero y quisiera dar mas. Y contar mas de mi. Agradecida de este espacio. Saludo arte. Carmen

    1. Carmen, entiendo perfectamente cuando hablas de desconfiar de la humanidad y desanimada de estar con otras personas. Cuando te metes en el mundo de los animales, de los rescates y de cuidar animales abandonados, ves tanta maldad que es normal que te sientas así. Yo lo he vivido y tuve que tomar la decisión de salir de ahí y aportar mi grano de arena de una forma que no me afectara tanto, y fue como decidí tener 2 adoptados, y cuidarlos hasta su último día. Y cuando uno cruce el arcoiris, otro vendrá a casa a disfrutar del amor y el calor de un hogar.
      Después de vivir esa experiencia, de recibir ese golpe de realidad, no vuelves a ser la misma, pero con el tiempo te das cuenta de que tu no puedes hacer nada con lo que hacen los demás, sólo puedes hacerte cargo de ti y de cómo te afecta. Ahí es cuando empiezas a centrarte en las personas que merecen la pena, y las que no, aléjalas de tu vida.
      Respecto a compartir tus conocimientos, compártelos! habrá mucha gente que te lo agradezca y que sepan valorarlo, y otras que no. Quédate con las que si, y dales lo mejor de ti. Y las demás, chaoooo!
      Un abrazo.

  7. Felicidades carmen eres una gran luchadora,cuando cuentas tu historia me siento más que identificada a diferencia de ti no fui tan valiente a mi me acabaron echando de la peor manera ,de Verdad que te admiro porque el echo de buscar salidas para salir Del Pozo habla de tu fortaleza ,lo digo porque mi experiencias es todo lo contrario yo prácticamente empiezo a ver La Luz ahora ,empiezo a sentir que hay camino y hay gente maravillosa que te ayuda y te da otra visión gracias por contar tu historia uno beso 💋

    1. Gracias por tus palabras. La verdad es que una no da el paso de cambiar hasta que está muy metida en el fondo… pero así somos! sólo cuando nos sentimos hartos de todo, damos el paso. Lo importante no es cuándo lo des, sino que lo des y luches por ti.
      Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Carmen Ercilia González Payano.
Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: hola@carmenercilia.com.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.

Si te ha gustado, compártelo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

¡Espera!

No te vayas sin recoger tu guía gratuita

👇👇👇